Seleccionar página
0800 9979

Contar con buenas finanzas es mucho más que realizar un buen presupuesto y cuidar las compras sin sentido, se trata de trabajar diariamente en pequeñas acciones que nos darán grandes resultados a largo plazo. Algunas de las acciones que realiza, quizá no se haya dado cuenta, pero están dañando su bolsillo:

Evadir conversaciones financieras

¿Se ha dado cuenta que la mayoría de nosotros no habla de dinero? Es normal y dentro de la regla no compartir por ejemplo cuánto gana o cuánto tiene ahorrado, sin embargo hablar sobre cosas importantes como: aumento de salario, el pago de días y horas extras es importante.

A nadie le gusta equivocarse, por eso hablar de esos temas sin fundamentos es algo que muchos evitan, porque no se encuentran informados, procuré indagar sobre los temas importantes en finanzas y atrévase a tener esas conversaciones.

Pertenecer al mundo de los deudores

En las finanzas hay dos tipos de personas las deudoras y las acreedoras:

Las deudoras no se encuentran debidamente organizadas en sus finanzas personales así que constantemente se atrasan en pagos, utilizan préstamos que después no saben cómo pagar o utilizan su tarjeta como extensión a su salario, etc. Realizan acciones que lejos de ayudar su economía la deteriora.

Las personas acreedoras son todo lo opuesto a las deudoras, tiene sus pagos automatizados de tal forma que no tenga que retrasarse y pagar ningún tipo de interés, paga en efectivo o con tarjeta de débito y siempre busca invertir su dinero.

Una vez identificadas estos dos tipos de personas, analice las acciones que realiza alrededor de sus finanzas y ubíquese en el mundo de las personas acreedoras, no deudoras.

Pensamientos negativos sobre su economía

¿Se ha preguntado de qué manera percibe su economía? Nadie realmente analiza esta parte, pero es conveniente hacer un análisis sobre la percepción que tiene de su economía. Muchas veces inconscientemente y por la forma en que fuimos educados en nuestra niñez, relacionamos la fortuna económica con cosas malas como: falta de honestidad, corrupción. Ideas totalmente erróneas.

Ahorro sin finalidad

El ahorro es una parte fundamental si es que desea contar con buenas finanzas, no obstante abrir una cuenta de ahorro solo por el hecho de acumular dinero no tiene ningún sentido.

Debe fijarse un objetivo al momento de ahorrar pero procure que sean objetivos trascendentales, por ejemplo si ahorra para adquirir un producto, una pantalla plana por ejemplo, al momento de obtenerla dejará de ahorrar y se acabará.

Le recomendamos ahorrar para obtener un fondo de emergencia que pueda usar posteriormente en inversiones.

Olvidarse de invertir

Además de contar con un fondo de ahorro, el siguiente paso es hacer crecer su dinero. Existen muchas formas de invertirlo además de la famosa bolsa de valores, formas sencillas en las que no necesita ser un experto, solo necesita estar bien informado y ser constante.

Contar con una economía sana que no dañe su bolsillo, sino que le sume, es posible comenzando con cambiar estas acciones.