Seleccionar página
0800 9979

Tener una deuda que no pueda saldar causa un estrés, y el estrés puede ser somatizado, es decir, cuando además de controlar su mentalidad pasa a causarle también afecciones físicas. Pero no espere a ahogarse en una deuda o estar en una situación crítica para tomar cartas en el asunto.

Antes que pase cualquier cosa le compartimos algunos consejos sobre cómo dejar de lado el estrés que la inestabilidad financiera pueda causarle, deshágase de él y la enorme deuda con la que cuente mediante estos 4 pasos:

1. Mantenga la confianza en sí mismo

Estar sumergidos en una deuda nos da la sensación de estar en un juego sin salida, la ansiedad y desesperación se apodera de nosotros y perdemos el control, perdemos también la confianza en nosotros mismos. Solo debemos tranquilizarnos y encontrar las miles de posibilidades a nuestro alcance, tal vez no sean justo las que esperamos, jamás habrá una salida fácil, no se engañe, pero siempre tendrá una opción.

Ejemplo: una mujer con una gran deuda generada por sus estudios se sentía abatida a causa de esta gran deuda y encontró la solución escribiendo un blog sobre su historia y escribiendo las posibles soluciones. No todas las personas crearemos un blog para saldar nuestras deudas, pero es necesario buscar alternativas y hacer sacrificios que nos den la confianza y energía para lograr los objetivos.

2. Tome el control en sus deudas

El estrés y la ansiedad que una gran deuda puede hacer que usted pierda control sobre sus finanzas y recaiga en gastos y deudas interminables, lo peor que le puede pasar es seguir repitiendo los patrones que causan esta inestabilidad.

Lleve una agenda en papel, descargue una aplicación o destine un pequeño cuaderno en el que lleve el total registro de sus gastos y si esto no es suficiente asesórese, sobre todo en situaciones delicadas como en estado de desempleo o crisis.

3. Consulte a los expertos

Si considera que aún con disciplina y esfuerzo necesitará apoyo extra, es perfectamente válido, existen muchos medios profesionales que pueden ayudarlo a solventar sus deudas y convertirlo en un mejor administrador. También buscando en línea puede encontrar tutoriales y blogs sobre finanzas.

Aunque quizás lo que necesite no es exactamente un experto en finanzas, si lo que sufre es más bien ansiedad entonces puede apoyarse en un terapeuta que lo ayude a manejar el estrés y como consecuencia retomará las riendas sobre su actividad financiera.Todo depende del tipo de situación por la que esté atravesando.

4. Agradezca cada día

Un pequeño cambio de actitud o pensamiento tiene un gran peso sobre su vida. Practicar la gratitud es uno de esos cambios, ya que cambia la perspectiva sobre sus bienes, le recomendamos cada día hacer una pequeña lista de 5 cosas o actividades por las que se encuentre agradecido.

Esto no significa que dejará de tener deudas o en automático se convertirá en un mejor administrador, pero es una estrategia que le dará motivación para solucionar sus deudas.