Seleccionar página
0800 9979

Todos nos concentramos en evaluar aspectos emocionales, laborales o de cualquier otra índole pero ¿Se ha tomado el tiempo de hacer un análisis y sobre todo un balance sobre sus finanzas personales? Seguramente no, hay muy pocas personas que se toman el tiempo al menos una vez al año de realizar un diagnóstico sobre gastos e ingresos.

Aunque no se sienta muy familiarizado con la contabilidad y las finanzas, realizar un diagnóstico sobre gastos e ingresos lo hará ver de qué manera se comporta su dinero durante todo el año. Mejor aún si aún no lo ha hecho y lo realiza también a mitad del año ya que puede corregir problemas a buen tiempo.

Evaluación de sus bienes

El primer paso es hacer una evaluación sobre los siguientes temas:

– ¿Cuál es el monto de dinero con el que cuenta? Debe tomar en cuenta tanto el dinero en efectivo así como el que tiene en sus cuentas bancarias.
– Si presta su dinero constantemente o tiene deudores
– Si adquiere algún activo como: Un inmueble, un automóvil, un aparato electrónico, etc. Es importante hacer una valoración sobre todo los bienes con los que cuenta, debe realizar un inventario en el cual debe incluir el valor de cada uno.
– ¿Cuenta con algún otro activo que represente un ingreso en caso de que decida venderlo?

Los activos

Para conocer el valor de sus activos es necesario realizar la suma de lo antes mencionado. Para saber cómo ha cambiado su situación en lo que lleva del año, debe analizar desde el comienzo hasta el día de hoy.

Es necesario determinar exactamente cuánto debe: acreedores, bancos, fondos de empleados, amigos, familiares, etc. Para poder hacer un análisis real de los activos.

Gastos

Revisar en qué gasta su dinero es una parte importante del diagnóstico. Si bien no todos los gastos se encuentran representados en bienes, todo cuenta al momento del diagnóstico: Viajes, entretenimiento, comida etc. o inversiones como la educación.

Una vez que tenga claro los ingresos y gastos debe hacer la comparación, tener diferencia a favor es un buen indicio de que durante el año su conducta económica fue buena. Si por el contrario la diferencia es igual o es negativa es momento de hacer cambios en sus hábitos.

Balance general

La forma más clara de saber en que estamos invirtiendo más o que no estamos priorizando, es mediante el balance general, el cual consiste en hacer la resta de ingresos y gastos, para conocer realmente cuánto debemos y cuanto queda de ganancia.

La importancia de este diagnóstico es descubrir en qué tema está fallando, en qué está gastando más o menos y modificarlo a tiempo. Recuerde que usted es el responsable y la única persona que puede cambiar el rumbo que llevan sus finanzas personales, haciendo decisiones inteligentes.

Es recomendable realizar este diagnóstico anualmente pero incluso si estamos a mitad de año y tiene el tiempo de remendar errores económicos, realicelo. No espere a que el año termine para corregir errores financieros.