Seleccionar página
0800 9979

No debemos tomar a la ligera el hecho de solicitar un préstamo, hoy en día es muy fácil hacerlo pero existen riesgos y puntos a considerar antes de dar ese paso. Los bancos obtienen la mayoría de sus ganancias de los intereses cobrados a sus clientes.

Antes de solicitar un préstamo

Le invitamos a tomarse el tiempo de responder y analizar las siguientes preguntas antes de realizar su solicitud.

  1. ¿Cuenta con alguna otra opción antes de considerar un préstamo? O ¿Es el único recurso con el que tiene?
  2. ¿Cuenta con un ahorro o colchón en caso de que suceda algún inconveniente? En caso de desempleo o enfermedad.
  3. Hoy en día ¿Se encuentra destinando el 30% de sus ingresos al ahorro y pago de adeudos?
  4. ¿Se encuentra consciente que si desea el préstamo para aumentar su salario puede traerle una gran deuda?
  5. ¿El salario que percibe mensualmente, le permitirá pagar las cuotas sobre el préstamo y al mismo tiempo cubrir sus gastos personales sin que esto implique la privación de sus necesidades?
  6. ¿Sabe exactamente cuánto pagará mensualmente contando intereses y demás comisiones extras?
  7. El uso del préstamo ¿Le generará a largo plazo rendimientos? ¿lo utilizará para alguna inversión?
  8. ¿Ha comparado ya los préstamos de las distintas entidades? ¿Sabe cuáles son los intereses en cada una de ellas? Según la comparación previamente hecha ¿Cuál ofrece las mejores condiciones?
  9. ¿Puede contraer una deuda nueva con el presupuesto con el que cuenta actualmente?
  10. En caso de que adquiera una deuda ¿Podrá seguir destinando una cantidad para el ahorro?

Respuesta positiva

Si la respuesta a la mayor parte de las preguntas fue afirmativa, entonces usted se encuentra informado y preparado para adquirir un préstamo, es importante que tome en cuenta estos consejos:

  • En un principio acuerde la tasa de interés con su banco o entidad y evite así cualquier imprevisto.
  • Compare condiciones, ventajas y desventajas de las diferentes entidades.
  • Tome en cuenta que entre más tiempo en pagar el préstamo, mayores serán los intereses.
  • Cuando tenga el contrato en sus manos, asegúrese de leer todo, incluso las letras pequeñas. Si no comprende algo pregunte y si no le queda algo claro investíguelo y no firme hasta que tenga todo claro.
  • Asumir unos préstamos un compromiso, el atrasarse con pagos le traerá más gastos y podrá hacerlo aparecer en listas de moroso como SBIF. Al momento de adquirir su préstamo este debe volverse una prioridad.

Respuesta negativa

Por el contrario si al momento de realizar las preguntas respondió no la mayoría, o no contaba con la información, usted no se encuentra preparado para adquirir un préstamo, no se recomienda que lo solicite, esto solo podría empeorar su situación económica.

Es posible que no cuente con estabilidad económica, es decir que su trabajo no sea fijo o no cuente con un control sobre sus finanzas actuales. Le recomendamos:

  • Realizar un presupuesto mensual.
  • Destinar un porcentaje al ahorro.
  • Ajustar sus gastos habituales.
  • Informarse sobre educación financiera.

Una vez que siga estos consejos y cuente con estabilidad y la posibilidad de responder positivamente a los cuestionamientos, estará preparado para adquirirlo.