Cualquier momento es ideal para comenzar a poner las finanzas personales en el camino adecuado. Muchas veces las personas no están seguras de qué acciones tomar o por donde empezar y esos propósitos de año nuevo o deseos no se llegan a cumplir.

Mejorando las finanzas personales

Temporadas de gastos hay muchas a lo largo del año, tanto las más conocidas como Navidad y rebajas, hasta cumpleaños y días de vacaciones. Así sea inicio de año, mitad o fin de año, comience aplicando estos sencillos pasos para tener una tranquilidad financiera por lo que resta del año.

1. Controle sus ingresos y salidas de dinero

Sin importar si gana mucho dinero o poco la administración y control le ayudarán a que este rinda. Todos sus sueños y propósitos pueden hacerse realidad con ayuda del control financiero. Comience anotando todos sus ingresos y salidas de dinero para saber en qué está gastando su dinero y si es una forma correcta de hacerlo. Este es el funcionamiento básico del presupuesto. Asegúrese que no salga más dinero del que ingresa y por supuesto que se cubran con prioridad los gastos básicos.

2. Revise su historial

Tenga o no relación con las instituciones financieras, siempre vale la pena revisar su historial crediticio para cerciorarse que sus movimientos corresponden a lo que ha hecho. En caso de que no sea así, debe reportarlo inmediatamente. Ya que conoce la forma en que consume y paga puede hacer lugar para el ahorro e inversión.

3. Calidad sobre cantidad

Los artículos costos suelen estar fuera de las compras de muchas personas, pero esto no es necesariamente bueno. Elija calidad sobre cantidad, cuando compra cosas baratas, corre el riesgo de tener que comprar más por la baja calidad y al final gasta más. Cuando elige calidad es más probable que dure más tiempo aunque pueda ser un producto costoso.

4. Gastos inteligentes

Debe dejar de llevarse por los impulsos en las compras. La satisfacción de “necesidades” a corto plazo puede afectar su flujo de dinero. Por supuesto debe tener bien clara la diferencia entre verdadera necesidad y capricho.

5. Los caprichos deberán ser esporádicos

La mejor forma de evitar que el bolsillo sufra y que los caprichos sigan siendo caprichos debe hacerlos solo de vez en cuando. De otra forma dejarán de ser especiales y comenzará a gastar en cosas más caras.

6. Haga las cosas usted mismo

Para que las cosas se hagan realmente bien es mejor hacerlas uno mismo. De igual forma está ahorrando dinero. Algunos ejemplos son cortar el césped, lavar su ropa, limpiar su casa y cocinar. No pague por que alguien más lo haga si puede hacerlo usted mismo.

7. Prepárese para lo peor

No se trata de no confiar en que el verdadero plan vaya a funcionar, pero es bueno estar prevenido en caso de que así suceda. Contratar seguros le da la tranquilidad de que si sucede algún imprevisto de salud o algún accidente, al menos tiene los medios económicos para enfrentarlo.

8. Vea a futuro

Piense que tipo de vida quiere llevar en un futuro para así poder encaminar sus acciones a lograrlo.

9. Consiga la felicidad

La felicidad es un estado subjetivo, lo que le puede hacer feliz a usted, no necesariamente le hará feliz a su vecino. Sin embargo el común denominador es contar con dinero y no tener deudas. Entonces se podría decir que la libertar financiera puede traer felicidad. Deshágase de sus deudas y trate de conseguir ingresos extras.

10. Corrección de hábitos

Si revisado las finanzas o su situación actual se ha dado cuenta que el dinero no alcanza o que tiene muchas deudas, no tema en mejorar o modificar sus hábitos.