Seleccionar página

Ya pasaron las fiestas, los regalos y principalmente los gastos. Ahora se debe hacer frente a todos los pagos que hizo con la tarjeta de crédito o deudas que pudo llegar a adquirir. Es momento de hacer frente a la temida cuesta de enero.

No gaste su tiempo y energía pensando en qué pudo hacer diferente, es momento de tomar acción al problema. Y por qué no, prepararse para el siguiente año con un plan para que no vuelva a suceder.

Cómo dejar de sufrir la cuesta de enero

Sea un propósito de año nuevo o no mejorar sus finanzas, aquí tenemos algunos consejos para
hacerlo menos pesado.

1. No más uso de tarjetas de crédito

Si las tarjetas le llevaron a adquirir muchas deudas durante el mes de diciembre, lo más sensato es que las deje descansar durante los primeros meses del año. Anote las fechas de corte y de pago para que no se olviden y no genere más intereses. Lo menos que puede hacer es evitar que crezcan las deudas por descuidos.

De ahora en adelante el uso que de a las tarjetas deberá ser mejor pensado. Si no tiene dinero para hacer los pagos mensuales, mejor no se comprometa.

2. Evite los gastos

Las compras en general deberán ser mejor pensadas. Dejará de lado los gastos hormiga y fantasmas que ambos vacían sus bolsillos casi de forma imperceptible. Hará únicamente los gastos necesarios de sus obligaciones y responsabilidades. Para esto debe tener bien establecido un presupuesto con necesidades y sacando los caprichos y lujos.

3. Consiga más ingresos

Si desea seguir llevando una vida como lo ha estado haciendo la opción es conseguir más ingresos. Independientemente si está en un momento de crisis económica, siempre es aconsejable estar en busca de nuevas oportunidades de ingresos. Existen las opciones de trabajo de medio tiempo, venta de servicios o productos, apertura de negocios o hasta inversiones. Solamente que en el último caso deberá tener dinero para poder invertir.

4. Comience un ahorro

Una de las principales causas por las que se vio en este terrible escenario (cuesta de enero), es por falta de previsión y planificación. Un ahorro podría haberle facilitado la vida para estas fechas. Prepárese para el siguiente año comenzando con un fondo de ahorro. Trate de que sea una cantidad fija, no es necesario que se proponga montos imposibles, pueden ser pequeños, siempre y cuando sean constantes. Posteriormente si las situación mejora podrá aumentar el monto.

Es recomendable optar por el ahorro formal para evitar verse tentado a gastar el dinero en caso
de guardarlo en casa.

Tome los años pasados como experiencias y aprenda de sus errores. Lo que ya pasó y las decisiones que ya tomó no pueden modificarse. Lo que si puede hacer es evitar repetir los mismos patrones y conseguir mejores resultados.

Revise sus finanzas constantemente para estar seguro que está todo en orden y podrá enfrentar la siguiente cuesta de enero de mejor que esta. Retome el control de sus finanzas.