El historial crediticio es sumamente importante porque representa una radiografía de sus finanzas. Muestra que ha hecho los pagos de sus deudas y responsabilidades en tiempo y forma. No por nada es la principal herramienta que las instituciones financieras y bancos utilizan para tomar la decisión de otorgar o no un préstamo.

¿Por qué tengo mal historial crediticio?

De ahí viene la importancia de mantener uno positivo, así podrá tener varias oportunidades para obtener préstamos y créditos cuando los necesite. Existen varias razones por las que una persona puede encontrarse en la lista de deudores del Dicom, a continuación las más importantes.

Es aval o codeudor

Sin duda esta es una de las razones más abrumadoras. Se encuentra en el estado de deudores con el Dicom por algo que no ha hecho. Debe ser cuidadoso al momento de aceptar ser aval o codeudor de alguien más. Probablemente es un amigo cercano o familiar, pero si sabe que no es confiable con el dinero, con mucha pena deberá decir que no. Su historial e imagen se verán manchadas y afectadas por las acciones de otros.

No paga la tarjeta a tiempo

Antes de hacer compras con la tarjeta de crédito debe asegurarse que puede hacer pago en tiempo al corte. De no ser así incumplirá en los pagos y se irá directamente a la lista de morosos del Dicom. Si sabe que no puede confiarse o administrarse con una tarjeta es mejor que no obtenga alguna. Además debe reconocer la diferencia entre necesidad y capricho para no gastar de más.

No solo las tarjetas de crédito pueden dar un mal historial crediticio, también existen las tarjetas departamentales.

El impago de préstamos es muy parecido al de las tarjetas, una vez que se sale de sus manos y deja de pagar el Dicom tendrá un registro de todo.

No paga en tiempo su plan de telefonía móvil

Es del desconocimiento de muchas personas que tener un plan de telefonía móvil puede hacerle comenzar a figurar en el Dicom. Es por eso que si no paga a tiempo este “crédito” le dará una calificación negativa. Probablemente piense dos veces antes de actualizar su plan y equipo año con año a uno más costoso.

También existen las personas que optan por comprar dispositivos electrónicos a crédito. La tecnología a crédito es una de las compras que le hunden más en deudas. Suele suceder que al tiempo en el que termina de pagar dichos dispositivos ya ha salido una nueva actualización o ya se ha descompuesto el que tiene. Son bienes que se devalúan muy rápidamente.

Robo de identidad

Esta es otra de las opciones por las que usted tiene que pagar sin haber conseguido algún beneficio o donde haya tenido algo que ver. El robo de identidad es más común de lo que cree y no es necesario ser una persona millonaria para que le suceda. Una de las formas más comunes de lograrlo es a través de la clonación de su tarjeta en establecimientos o robo de su cartera o bolso. Revise constantemente sus movimientos en las tarjetas y que coincidan con los que ha hecho. En cuanto vea alguna actividad misteriosa no dude en reportarlo.