Seleccionar página

Muchos de los problemas que las personas pueden tener en sus finanzas se debe a que no tienen un gran entendimiento sobre finanzas. Si bien esta no es una excusa es simplemente una de las razones del problema.

Glosario financiero básico

Cuando comienza a solicitar créditos y préstamos es necesario que conozca a detalle en qué se está metiendo. En teoría las personas que ya son económicamente activas, es decir que tiene un trabajo, gastan dinero, ahorran y pagan impuestos, deberían estar familiarizados con los siguientes términos.

Capacidad de pago

Cuando desea solicitar un préstamo o crédito la institución financiera o persona tomará diferentes conceptos en cuenta al momento de otorgarlo. El más importante es la capacidad de pago. No se refiere simplemente a si puede pagar o no. Se refiere a la cantidad máxima que le pueden prestar y que puede hacer pagos en tiempo en relación a la cantidad de ingresos que obtiene.

Es muy importante que declare sus ingresos de forma honesta, en base a esto podrán prestarle dinero. Solo así podrá hacer los pagos en tiempo y no terminará con deuda castigada en el Dicom.

Plazo del crédito o préstamo

Este es un concepto sencillo, pero debe aprender bien que le conviene más. El plazo de crédito o préstamo se refiere al período de tiempo por el que deberá estar pagando las cuotas mensuales estipuladas para completar el pago total de la deuda.

La mayoría de las personas consideran que adquirir una deuda a un período de tiempo más largo es mucho mejor para sus finanzas. Esta idea no podría ser más errónea. Si bien las cuotas serán más pequeñas, el pago de intereses se alarga más y la deuda dura más tiempo. Por supuesto se recomienda que esté pagando deudas la menor cantidad de tiempo posible.

Tasa de interés

Todos los préstamos y créditos lo tienen. Es el pago extra estipulado por encima del valor depositado que termina pagándose al inversionista o quien presta dinero por un periodo de tiempo determinado. Fuera de conceptos complicados, la tasa de interés no es más que la cantidad de dinero extra que deberá pagar a una persona o institución financiera por el simple hecho de hacer uso de dinero que no le pertenece. Es el pago por el privilegio de disponer de dinero que no tiene aún.

Efectivamente en los préstamos y créditos al consumo termina pagándose un poco más de lo que se solicitó inicialmente. Las tasas varían dependiendo de las instituciones. Mientras más alta sea la cantidad de dinero que solicita, tendrá una tasa de interés más alta, el monto de la cuota variará en relación al periodo de tiempo que solicite el préstamo.

Garantías financieras

Algunas instituciones financieras o personas solicitan una garantía financiera en caso de que su historial crediticio no sea bueno. Los pagarés son los métodos formales más comunes, pero también pueden solicitar garantías reales que aplican sobre bienes o activos y con personas que pueden responder ante las instituciones en caso de que no cuente con la solvencia para pagar en tiempo.

Antes de tomar una decisión de solicitar un préstamo o crédito con una institución financiera, haga las comparaciones necesarias. Encuentre la institución que ofrezca las tasas más bajas. No se olvide de pagar en tiempo ya que todo se verá reflejado en el Dicom.

Si tiene dudas acerca de no entender algún concepto no tema en preguntar a la persona o institución con quién está negociando un préstamo o crédito. Tiene todo el derecho de informarse sin compromiso. No acepte tratos sin estar completamente seguro de saber qué compromiso está adquiriendo.