Seleccionar página

Las finanzas personales sanas, son algo que se debe trabajar y que se logra mediante la disciplina y las buenas prácticas. Cuando no contamos con pleno conocimiento de nuestra economía solemos cometer distintos errores.

Pecados en las finanzas personales

Algunos de estos errores podemos relacionarlos con los famosos pecados capitales.

La pereza

De lo más común dentro de las finanzas, y no se refiere a que se quede en casa sin trabajar. La pereza se aplica dentro de las finanzas cuando no se toma el tiempo de organizar su economía. Cuando destina todo su tiempo libre a otras actividades en lugar de tomarse al menos una hora para organizar su presupuesto.

Las finanzas sanas requieren inversión de su tiempo así que si le da pereza hacer esto, no obtendrá resultados positivos.

La lujuria

Esto aplica cuando no controla sus impulsos y comienza a comprar y adquirir productos innecesarios. Cuando usted se deja llevar por publicidad sin analizar si realmente necesita o no el bien. Lo peor es cuando no lo necesita y no se encuentra dentro de su presupuesto, un golpe a su economía.

La lujuria dentro de las finanzas lo llevará a solicitar préstamos y a obtener deudas innecesarias. Todo esto se puede evitar cuando tiene un presupuesto y lo respeta a pesar de cualquier tentación.

La gula

No se refiere a comer su dinero literalmente, sino adquirir y gastar en bienes sin importar ninguna consecuencia. Puede hacerlo si cuenta con un presupuesto y recurso. Lo malo es que las personas que gastan así no tienen cuidado al momento de dar sus pagos en la tarjeta. O bien destinan dinero a otros rubros menos importantes que los gastos fijos.

La ira

Este pecado se ejerce en las finanzas, cuando sale de compras y en lugar de seguir su presupuesto, sigue sus sentimientos. Específicamente se refiere a los momentos en que se enfrenta a un mal servicio y sale su enojo. No está mal tener este sentimiento el problema es cuando se sale de las manos.

Si tiene problemas con su proveedor o tienda pero algún reclamo o cambio afectaría su economía, piénselo dos veces.

La envidia

Un error común, desear un estilo de vida ajena al nuestro. Hay personas que desean tanto un estilo de vida que gastan como si lo tuvieran. Esto es contraproducente ya que las deudas son mayores. Gaste de acuerdo a sus salario y viva su vida de acuerdo a su estilo y no al de alguien más.

La avaricia

Esto se refiere a la acumulación de dinero sin sentido. Si usted se encuentra ahorrando con un objetivo específico o es un ahorro de emergencia tiene un sentido. Pero el guardar dinero “porque sí” solo será pérdida, terminará gastando en cualquier cosa o bien perderá valor a través del tiempo.

La soberbia

Ninguno de nosotros nació sabiendo cómo debían funcionar correctamente las finanzas. Es por eso que para saber con certeza cómo funcionarán de una manera adecuada es necesario informarnos. Usted peca de soberbia cuando cree saber todo sobre finanzas y cuando no acepta asesoría o ayuda de expertos.