Seleccionar página

Es inevitable no tener pensamientos o sensaciones negativos cuando nos encontramos en una gran deuda o en varias. La incertidumbre de salir o no de la situación puede causarnos ansiedad, estrés e incluso llegar a la depresión. Pero las preocupaciones financieras no nos llevarán a ningún lado.

Resolviendo preocupaciones financieras

Si se encuentra en una situación similar, no espere a sentirse peor, es ahora de actuar y le damos cuatro pasos para ello.

Confíe en usted mismo

Estas preocupaciones pueden llegar a hacernos dudar de nosotros mismos y esto es un obstáculo para salir de las deudas. Cuando tenemos mucho estrés dejamos de ver nuevas posibilidades u opciones de salida.

Cuando usted tiene plena confianza de que saldrá de esta situación podrá ver que hay muchas posibilidades. Entre esas salidas es conseguir dinero extra, otro empleo, hacer ventas de garaje, o aplicar un plan de acción de acuerdo a sus necesidades.

No existe una salida mágica pero sí la confianza y actitud para salir de esto.

Es el momento de hacer cuentas

Aunque se encuentre ya en medio de algo muy grande, en descontrol debe tomar el control. No deje que la situación empeore y aplique un presupuesto para ello, siga este presupuesto por difícil que parezca.

El presupuesto debe de continuar como lo planificó, sin importar en qué situación de empleo se encuentre. En ese caso debe minimizar sus gastos, siempre hay formas de ahorrar y obtener lo que necesitamos de manera más económica.

Es la hora de buscar ayuda o asesoría

Si después de hacer un presupuesto e implementar diversas estrategias siente que su deuda no ha cedido. Es el momento de buscar ayuda. Esta ayuda debe provenir de un profesional o puede acudir a su institución financiera y preguntar por asesoría. Si se acerca a la institución con la cual tiene una deuda esto sería de mejor ayuda para usted.

No es suficiente con que alguien más lo ayude en este aspecto, también debemos poner de nuestra parte e informarnos. Tiene mucha información a su disposición en blogs, o en diversas páginas que tengan como tema las finanzas personales.

Respecto a la ayuda y consejos de amigos y familiares, no debemos basarnos enteramente en ellos. Cada uno pasa por situaciones distintas y es posible que lo que paso con su familiar o amigo no pase con usted.

La gratitud es importante

Además de tener confianza en usted mismo para salir de la situación, debe ser agradecido con todo lo que bueno que pase. Cada vez que realice un avance o aumente su capacidad de pago, siéntase agradecido. Las actitudes que tomamos frente a este tipo de situaciones nos ayudan a salir de una mejor manera de ellas.

Como puede ver las preocupaciones tienen que ver con su actitud, pero también con su disciplina. Salir de una o varias deudas no es imposible y un gran porcentaje de personas ha pasado por esto.